sábado, 24 de noviembre de 2018

Se acabó

Cuando te empeñas en que pase algo y no pasa, quizá sea hora de rendirse y avanzar.Cuando intentas volver a reconstruir el pasado pero te topas con un muro enorme que no puedes saltar, lo mejor es marcharse.Una salida emergente, llena de deseos no cumplidos, llena de promesas que se guardaron en el cajón del olvido, de sueños que finalmente no se convirtieron en esa ansiada realidad efímera de amor incandescente.Me cercioro que tristemente ya no estamos destinados, que ya no permanece esa conexión que hace meses teníamos.

Me entristece toda esta sensación de rabia, porque lo he dado todo por algo que ya estaba muerto, quizá me guardaba una última oportunidad y a mi ilusión la esperaba la añorada esperanza.Sin embargo, llega un día en el que te das cuenta que no quieres formar parte de la vida de esa persona y hoy ha llegado mi momento, me toca seguir sola, construyendo mi futuro al lado de la gente que me quiere realmente y me aprecia así sin ningún motivo. Lo que verdaderamente importa en todo esto, es que me cansé de esperar algo que nunca va a suceder, necesito liberarme y creer que vendrá alguien mejor.

Las estrellas hoy saldrán en la eterna oscuridad, sin embargo, miraré al cielo de forma distinta porque me falta el brillo del verdadero amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario