lunes, 26 de septiembre de 2016

Tú eres mi motivo

Hay que saber diferenciar dos cosas muy importantes: sonreír para alguien o sonreír por el recuerdo que te produce ese alguien.

Mientras que yo sonrío por todo lo que me produces, vuelvo a sonreír de nuevo cuando me miras sólo a mi fijamente a los ojos.

Hay que reconocer dos cosas:

-Que estoy asustada, que tengo miedo pero contigo todo es más fácil.

-Que me siento tan bien a tu lado, que no necesito nada más.

Que no puedo más, que adoro estar a tu lado mientras vemos una peli en el sofá, que quiero seguir coleccionando momentos,adorando esos instantes en los que me abrazas y me olvido de todos los problemas que me rodean.Que quiero seguir así, por mucho tiempo y siempre contigo de la mano.

Que sonreír es mi razón de vivir pero tú eres el motivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario