domingo, 21 de agosto de 2016

La incertidumbre, la ternura y tú

Me quiero perder en tu mirada de nuevo,
necesito volver a besarte despacio,
bailarte y volver a conquistarte.

Ver en tus defectos, los míos.
Saber que me gusta más aquello que hiciste en tu pasado,sin embargo, prefiero ser ese aire fresco que libere la mejor parte de ti.

Darme cuenta que cada día me gustas más, que me da miedo volver a enamorarme,que esta vez no será como las veces anteriores,porque mientras me da tiempo a pensarme si quiero seguir en este camino feliz de la vida,tú me das la mano,me coges de una vez por todas de la mano y me pides que no me aleje de tu lado, que quiere ser y formar parte de mi vida, entonces me atrevo, por fin, me siento querida, esos deseos que veía tan lejos de mi realidad.

Y los sueños se han terminado cumpliendo, a veces pasa.
Arriesgué y me salió bien.
Besé y no se apartaron.
Sólo me queda seguir soñando con que todo siga con la extrema normalidad de no enamorarnos.


¿Por qué este miedo continuo al amor, a enamorarse?

Sin amor, este mundo sería una autentica basura.Sin besos, las personas no podríamos vivir más allá de los fríos saludos y manos frías.Realmente no sé lo que se siente cuando estás enamorada, hace tanto tiempo que no lo siento.
Sólo sé que cuando una persona está ilusionada, necesita una razón loca para seguir adelante y como yo de locuras sé bastante, me tiro a la piscina una vez más, si sale bien, una vida que me resultará maravillosamente extraordinaria, sonreiré sin motivo alguno pero con la certeza de que me quieres.


No hay comentarios:

Publicar un comentario