viernes, 31 de julio de 2015

Hay que saber diferenciar a las verdaderas personas que llegan a tu vida y se quedan y dejar ir a las que realmente no se merecen ninguna de tus sonrisas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario