lunes, 30 de junio de 2014

Hay que saber perder y también aprender a ganar

Hay que dejar atrás las cosas que no funcionaron,
las ocasiones que no se crearon,
los abrazos que no se dieron,
y los labios que no se besaron.

Hay que saber apreciar a las personas, los detalles en su preciso momento, luego quizá ya sea demasiado tarde para darte cuenta de lo feliz que eras en ese instante.
No hay que desmoralizarse,sino todo lo contrario, seguir de nuevo tu camino, con alas nuevas y una mirada hacia el mañana esperanzadora.Hay que saber perder, pero también hay que aprender a ganar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario