viernes, 9 de agosto de 2013

No quiero despedidas

Surgió el abrazo, pero no era el  mismo que hace meses, ya no había ganas, no había efusividad, no había emoción...Ya no sentía lo mismo, igual me quería un poco menos que ayer.
Pero descubrí muchas cosas con ese gesto...lo mejor es poner mucha distancia de por medio, y ahí sentiré lo que no quiero volver a sentir y él echará o no de menos mi persona-puede que en el fondo me quiera sólo un poco-...Yo a él supuestamente le extrañaría cada día, me costaría un montón sin vivir de su compañía...pero si me voy no quiero ningún tipo de despedida y menos con él.

1 comentario:

  1. Un tulipán con el color del sol, se nutre del perfume del amor, aunque sea sudando entre sabanas, si el macho en suerte de acariciarte no te mira sin parpadear hasta quedar ciego, tira de la cadena, un tulipán de ese color tiene su propia fuente de energía. No deben haberse forjado en este mundo, cadenas que amarren tus alas.

    ResponderEliminar