viernes, 22 de febrero de 2013

Mi contrato de vida con el amor

Me declaro oficialmente gilipollas, osea ya no puedo más.
Me declaro niña, ilusionada incluso lenta y torpe para algunas cosas.
Y por último me declaro tonta por comprenderte, por abrazarte, por NO besarte.
CULPABILIDAD: ETERNA

No hay comentarios:

Publicar un comentario