sábado, 17 de noviembre de 2012

Oportunidades

Noche de celebración de una amiga de cumpleaños perfecta,fue genial el rato que pasamos juntos,
nos divertimos, bailamos, reímos  y no lloramos.Fue algo especial, mientras bailaba me imaginaba que entrabas por la puerta del pub, y al final, sucedió...te vi!!!Pero para qué engañarnos, tengo cierta obsesión contigo que creo que tú conmigo no la tienes.Siempre ocurre igual.Es que si por un momento tuviera la fuerza suficiente para ir y decirte algo, un "hola, qué tal?"...pero parece ser que no encuentro las fuerzas suficientes para sacar el pequeño valor que me queda, que es el único de volar contigo en sueños prohibidos.



A veces me encantaría ser otro tipo de chica, una que no tenga tanto reparo en hacer cosas de las que luego puedes arrepentirte, pero por lo menos, si haces eso, puedes tener la posibilidad de ello, de arrepentirte,  en cambio sino tienes, ni logras la mera ocasión de la oportunidad.

Cada día que pasa estoy más contenta porque sé que puedo disfrutar de las noches de fiesta, sin tener que poner a un tío en medio para hacerme feliz, porque sé que con mis amigos me lo paso bien, que sé que mis confidentes lo agradecen cuando les recibo con una sonrisa, que sé que no podrían vivir sin mi, pero si tú apareces en medio de esa pequeña lata de sardinas de pub, me harías sólo un poquito más feliz.Porque a veces por mucho que desees una mera  y sutil casualidad, no se cumple.Y cuando las cosas que deseamos no se cumplen, nos entran las frases "vaya mala suerte tengo, siempre a mi...."



Por eso, hay que saber valorar los pequeños detalles cuando realmente surgen, y aprovechar esos pequeños instantes como si de verdad fuesen lo último que harías.Porque el tren pasa una vez, y las tormentas en Noviembre no paran de sonar en la ventana tardía de nuestros atardeceres.







No hay comentarios:

Publicar un comentario