sábado, 5 de noviembre de 2011

El regreso

Todo en esta vida vuelve,
ya sea un amor olvidado,
una amistad que pensabas que tenias perdida,
una carta escondida en el último cajón de tu rincón más secreto.

Ya pensé que nunca regresarías,
pero sí, de nuevo existes en mi corazón, y eso me alegra.


Mientras daba un paseo con una amiga, me daba cuenta de todas las horas que he perdido en mis pensamientos tus imágenes,y por qué no te podría llamar, por qué este estúpido enfado no nos pudiera acercar en vez de alejar,a veces pienso que todo lo que invertido en ti, no ha merecido la pena, pero en esta vida todo se agradece y hay cosas que dejan huella,
tu nombre está grabado en mi corazón, esa huella es imposible de borrar pero sí se puede reescribir,porque sinceramente ya no tengo tiempo que dedicarte,ya no tengo amigos con los que aburrirte, ya no tengo caricias que darte, sólo hay un mundo donde podemos ser felices tú y yo, el de los sueños,ahí soy complemente libre y no le temo a nada ni nadie,puedo imaginarte sin que nadie me regañe por lo que estoy haciendo incluso hasta puedo acercar a hablarte y a veces hasta sueño con volver a poder besarte,aunque al día siguiente me despierte con una sonrisa, me pierdo en tu mirada sorprendida al saber que te he tirado un beso.


Anoche soñé contigo, con ese chico que me hizo recobrar la ilusión.
Anoche soñé que me querias,y que nunca me soltabas de la mano, aunque esa es mi peor pesadilla porque saber que todo lo que sueño son sólo eso imaginaciones gratuitas que cuando despierto desaparecen y tengo que volver a la cruda realidad de no verte, de no hablarte y no volver a poder a quererte.


Prometo invertir mi tiempo en dejar de soñarte, aunque sea un reto porque todas las noches te me apareces como un ángel como esa persona que de nuevo supo volver a sacarme una sonrisa de las mías, de las auténticas, de las verdaderas, de las que salen sin querer.

2 comentarios:

  1. ai esa amiga que tú tienes :)

    Es bueno recordar, recordar para bien para poder madurar y para poder mirar al futuro sin miedo.

    Siempre sin miedo, cris.

    P.

    ResponderEliminar