viernes, 25 de noviembre de 2011

El que no arriesga no gana...*

La inocencia de unos niños mirándose fijamente a los ojos,
la inocencia de estos mismos niños dándote la mano,
la satisfacción de saber que todavía hay alguien por quien luchar,
y el agrado de la sonrisa de un niño.







Es algo que todavía no sé explicar muy bien, me encantan los niños, me gusta ser profesora y poder enseñarles en todo lo que pueda,además me encanta ver en sus caras esa sonrisa que muchos adultos han perdido por causas no especificadas.


Creo que algo de lo más bonito que existe en esta vida es poder sacarle la sonrisa a alguien cercano,amigo,alumno o amor.

Desde mi punto de vista con una sonrisa podemos esconder la vida más dura, pero también podemos expresar nuestro "clímax de felicidad",así que recomiendo que cada día por muy duro que parezco le sonriamos a la vida, todo resultará mucho más fácil con una sonrisa en nuestra boca.

A veces me gustaría retroceder en el tiempo, y volver a mirar atrás en situaciones precisas y que no me han gustado cómo han acabado.Eso es imposible.Cada día que pasa, estoy más orgullosa de lo que he hecho y no tanto de lo que me ha quedado por hacer, así que he decidido una cosa..."volver de nuevo a empezar" y "arriesgar siempre".


1 comentario:

  1. El que la sigue la consigue, aunque ya sabes que a veces ni se cumple.
    He aprendido los últimos años que hay vivir al límite (no nos pasemos ajja) pero hay que dejar que si las cosas pasan así, por algo será...algo bueno nos reparará pues lo contrario a lo que queremos.

    Buen sábado..sal y disfruta a tope!

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar