domingo, 4 de septiembre de 2011

Caigo sobre tí,
Caigo en este amor cruel que no me deja respirar aire nuevo,
Caigo y no me logro levantar,
porque siempre estás ahí sin estarlo,
porque me dices todo con una sola mirada,
porque me besas de esa manera que sólo tu sabes,
como en los sueños,
real pero imaginario.


Me repito a mi misma que no puedo quererte,
pero simplemente lo hago.

No hay comentarios:

Publicar un comentario