martes, 7 de septiembre de 2010

María y Carlos ---Parte 2

Con la diaria relación que tenían, ellos dos estaban muy ilusionados por volver a verse ya que sólo lo habían hecho aquella noche especial de su encuentro y las tardes de los domingos a tomar un café cercano y de color cobre.

Ella quería algo más que eso, quería pasear de nuevo con él en la playa a la luz de las estrellas de la preciosa luna y de su mar, su cielo oscuro la preveía que en esa relación habría tormentas de por medio pero ella estaba muy ilusionada con aquel chico, cuando sentía su mirada se le estremecía todo el cuerpo y temblaba de la emoción de volver a verle, quería algo más que una amistad, quería vivir un amor, el único amor verdadero que parecía estar despierto en su vida.

Cuando se dispuso a confesarle su amor, él no tuvo más opción que mentirla y decirle que no sentía lo mismo por ella y que sólo la veía como una buena y fiel amiga, ella no supo qué decir y rápidamente cogió su maletín y corrió hacia casa a llorar en su cama.No podía creer lo que acababa de escuchar de sus labios, escuchar lo que no se imaginaba, lo que tantas veces la habían contestado “una simple y buena amiga”, estaba harta de esa situación y no estaba dispuesta a darse por vencida además había algo en toda esta historia que no la acababa de convencer, si sólo era una buena amiga no la miraría de esa manera tan especial con la que la miraba, no la abrazaría con esa fuerza como sino quisiera soltarla, no se contendría al besarla porque sus labios eran tan suaves y parecían licor en un bombón de chocolate.

Así que por todas esas razones decidió presentarse en su casa en mitad de la noche, él se sorprendió al verla y la invitó a pasar dentro, ella aceptó con mucho gusto y se dispuso a recitar sus palabras mas sentidas.

1 comentario:

  1. Me encanta me encanta me encantaaaa!!!!

    Quiero una tercera parteee! =P

    ResponderEliminar