martes, 24 de agosto de 2010

Desnatada

Nos empeñamos en encontrar una persona que nos haga feliz, en una persona que sepa comprendernos en el momento mas triste, en una persona que nos dé calor cuando tengamos frío, que nos diga las verdades aunque duelan y que nos quiera como seres maravillosos.
Pero ¿Qué ocurre si esa persona a la que tanto añoras, sueñas no aparece?
Pues no pasa absolutamente nada, es decir, tu vida sigue con su ritmo habitual, una vida sin amor no es vida amigos, y lo que yo necesito parece ser que se ha extinguido. Sólo busco una compañía añorada que deseo cada vez que me siento frágil y desprotegida. Quizá no fue fácil olvidarte pero lo es más pensarte, quizá lo más importante es que no dejo de amarte y recordarte allí en esa apartada orilla cuando una estrella brilla e ilumina tus ojos mirándome de esa forma especial, quizás no quieras verme más, quizás ya te hayas olvidado de mí, lo que tengo claro es que para un final irremediablemente feliz suceda tienen que poner las dos personas la misma cantidad de azúcar en un yogur desnatado.
Sólo me quedo con los buenos recuerdos, los malos mejor dejarlos en el pasado, para qué mas tormentos en mi cabeza, no gracias, ahora estoy demasiado ocupada para tonterías.

1 comentario:

  1. Bonito texto, si señor.
    Pero no desesperes en la búsqueda, quizá lo mejor es quedarse sentada a esperar por un momento y que se él quien te encuentre a ti.
    Pero un príncipe azul diferente a los de antes, un príncipe azul que no haga daño.
    Por el momento, céntrate en los amigos que te quieren y que están ahi, que suelen ser un apoyo muy importante. Puede que a ellos les pase lo mismo que a ti.
    Puede que te principe azul esté más cerca de lo que piensas.

    ResponderEliminar