lunes, 5 de octubre de 2009

TEDM

Si alguien ama a una flor de la que sólo existe más que un ejemplar entre los millones y millones de estrellas, es bastante para que sea feliz cuando mira a las estrellas. Puede decir satisfecho: "Mi flor está allí, en alguna parte

"Sólo con el corazón se puede ver bien. Lo esencial es invisible para los ojos"



El principito

No hay comentarios:

Publicar un comentario