viernes, 18 de septiembre de 2009

PRISIONERA

Y me siento prisionera de mi mente por tu engaño,
Y me siento prisionera de mi corazón por el resto de los daños,
Y me siento prisionera y culpable por querer haber probado tus labios,
Y me siento presa a tu amor sin remedio sin apoyarme en el lagar de tu abrazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario