jueves, 2 de abril de 2009

mi antiguo compañero

Vivo en la monotonía en la agonía de tu partida hacia otra vida...Vivo con la esperanza de tu añoranza...Vivo de ti, aunque ya no estés cerca de mi..

Esta carta va dirigida a ti querido Guillermo, fuiste tantas cosas importantes en mi vida, una persona esencial, un chico por el cual sentía mas de lo que padecía, un amor que nunca se olvida, porque fuiste como la transición de una situación completamente horrible a otro ámbito tan maravilloso…Recuerdo aquel día de clase cuando me cantaste esa famosa canción de “cuando me vaya” por eso siempre que escucho esa canción me recuerda a ti y a tu voz, tan intangible en mis versos que ya no se como escribirte de tanto que te he escrito, también recuerdo que tuvimos una época en la cual siempre andábamos discutiendo, eso me gustaba y también a ti te gustaba, esa continua pelea entre ambos por conseguir la razón de uno mismo siempre era insaciable, esos ojos profundos con los que cada dia despreciaba una de tus miradas que ahora echo tanto de menos, esa sonrisa tan perfecta que te salía de forma natural y sin esfuerzo.
Ahora mismo tengo tu imagen clavada en mi mente y no puedo quitarme de la cabeza no haberte dicho tantas cosas Guillermo, por ejemplo que “me gustas cuando callas porque estas como ausente y sino beso tu boca me muero de repente” (jajaja) eso me ha salido sin pensar, que mas dá, la verdad es que es un poema precioso de uno de mis poetas preferidos Pablo Neruda, también te habría dicho GUILLEEEEEEEE vamos a jugar un rato venga un partido solo eso, dame y déjame la oportunidad de ganarte por una sola vez, y tu aceptabas y me ganabas, pero yo no me rendía, al final acababa agotada y sentía que mi corazón se aceleraba cada vez más al mirarte y te decía:

-Guille tu me habrás ganado en este partido pero nunca nadie me ganara en la forma de quererte, nunca llegaras a quererme tanto como yo te quiero a ti, sabes por qué ? Porque aunque no lo supiera te quiero desde siempre eres alguien que apareció en mi vida de casualidad y que el destino nos unió con una maravillosa amistad, que más puedo pedirte mas que otra cosa que la que llevo deseando desde siempre que simplemente me digas:

“Te quiero Carolina”

No hay comentarios:

Publicar un comentario