lunes, 8 de diciembre de 2008

Historia que comenzé pero no acabé...

Ella se quedo pensando en lo que Julio le había dicho esa misma noche, que se tenia que ir a trabajar a Estados Unidos, no podía hacerse a la idea de dejar su ciudad, su familia, sus amigos, pero es que sino dejaba marchar al amor de su vida, se quedo toda la noche pensando en ello, y al final decidió quedarse en su ciudad.

Dos semanas más tarde, Julio cogio el avión hacia Estados Unidos, Eva lloraba en el aeropuerto y le prometía que le escribiría que le mandaría cartas que le llamaría todos los días.

Las primeras semanas en la estancia de Julio allí, Eva cumplió su promesa, le llamaba todos los dias,pero cuanto mas pasaban las semanas Eva sentía que Julio la hablaba con diferente tono voz, con menos entusiasmo, sin apenas interés, entonces decidió dejar de llamarle.

Eva hacia la vida de una abogada perfecta, hacía relativamente bien su trabajo, se iba a tomar unas cañas con los amigos y de vuelta para casa, se divertía con lo que hacia, pero echaba de menos los detalles que vives cuando tienes pareja, los gestos de cariño las caricias, el amor…Pero se negaba a llamar a Julio para que le contestara con desgana y sin ningún síntoma de alegría por su llamada, mientras le escribía cartas en su diario todas las noches…

Querido Julio:

Quería que supieras que aunque me haya quedado aquí sin ti, que te echo de menos, que todas las noches sueño con los gestos de amor que me faltan cada dia, las conversaciones, los piropos, incluso tus bromas…Echo de menos la vida si tu no estas a mi lado, espero que tu trabajo este yendo bien y que no ocupes demasiado tiempo en ello y tengas tus momentos de relax.

Te extraño cariño, te espero en Navidades
.

Te quiero

Así que se animo a enviarle esa primera carta, no estaba muy segura pero al final dio ese paso,al fin y al cabo seguían siendo una pareja pero con distancia de por medio.

Unos días mas tarde, para la sorpresa de Julio recibió la carta de su enamorada, al leerla no pudo contener las lagrimas y se echo a llorar desconsoladamente, el también la echaba de menos y la seguía queriendo, y estaba esperando con mucha ilusión la llegada de las navidades.

A la mañana siguiente Julio se dirigió a su oficina, se encontró con una vieja amiga de la Facultad,se llamaba Eloisa y cuando tenia 16 años se enamoro perdidamente de ella, así que no pudo contener la tentación de seguirla, caminó detrás de su sombra hasta llegar a uno de los mas prestigiosos barrios de la ciudad,no pudo seguir mas porque preveía que ella se diera cuenta de su asistencia inesperada, sin embargo Eloisa por un acto reflejo se dio la vuelta y vio a Julio, se quedo pensativa mirandole dos minutos y le pregunto:

-Hola, creo que te conozco, eres un chico que estudio conmigo en la Facultad no? ¿
-Si, soy Julio García y tu eres Eloisa Crespo verdad?
-Si, claro!y que haces aquí por estos barrios, de vacaciones?
-No, me acabo de trasladar hace varios días, estoy trabajando aquí.
-Una pregunta, has desayunado?
-Pues la verdad es que no. ¿Por qué?
-Bueno pues entonces te invito a mi hotel “Luxury”a un buen desayuno.
-No creo que sea lo mas apropiado, otro dia, es que ando con algo de prisa,
Lo siento me tengo que ir ya llego justo de tiempo.
-Vale pues pásate cuando quieras por aquí y nos vemos. Toma mi tarjeta por si acaso.

1 comentario:

  1. Hola, lei tu perfil y me encataria saber como hace una mujer sensible para no rendirse? yo me he rendido demasiadas veces... siempre estoy huyendo y cuando por fin decidi alguna vez quedarme tuve que salir de nuevo con mi maletas...

    ResponderEliminar