martes, 19 de septiembre de 2017

Cumpliendo sueños, uno se hace más grande

Las 6.30 de la madrugada y yo ya estoy escribiendo de nuevo.

Sé que ahora más que nunca no me debo de rendir, sé que debo de seguir aunque desfallezca en la batalla, sé que no soy de las que se rinden fácilmente...Porque esto pertenece parte de mi vida, a veces lo fácil no es lo mejor, prefiero un final feliz después de sudor en la frente que algo que consigo con la gorra.

Necesito confiar mucho más en mi, necesito creérmelo una vez más, mi asignatura pendiente es quererme un poquito más de lo que hice ayer y menos de lo haré mañana.

Esta semana viene cargadas de mucha ilusión, es una pieza clave para resolver el puzzle que tanto deseo resolver en mi vida.

Realizando lo que más deseas, la satisfacción interior es muy enriquecedora.

Y...

Cumpliendo sueños, uno se hace más grande.

miércoles, 13 de septiembre de 2017

Septiembre con ganas de todo.

Este verano ha sido increíblemente fascinante, ha sido el mejor verano de mi vida.

¿Por qué?

He disfrutado como una enana,me lo he pasado genial de fiesta con mis amigas y me he fundido mucha pasta sin irme de vacaciones.Un verano en casa pero el más especial de mis 27 años.

Me ha encantado conocer a gente nueva, bailar hasta el amanecer, dar paseos por la bahía que siempre me salvan de dolores de cabeza y sobre todo darme cuenta que necesito improvisar más veces en esta vida, que las cosas que jamás pensé que pasarían, al final, pueden cumplirse.
"El amor llega cuando menos lo esperas" eso dicen, yo prefiero editar la frase "el verdadero amor llega cuando lo inesperado se vuelve rutina".

Voy a cumplir un sueño, esta vez sí que sí.Porque las verdaderas historias son geniales para escucharlas, pero yo quiero ser la protagonista de una de ellas.Y lo seré.

Única protagonista.

miércoles, 23 de agosto de 2017

¿Destino o casualidad?

Eso me pregunto cada día y también pienso mucho en determinadas situaciones que vivimos juntos.Como lo que un día fuimos, almas cómplices que jugaban a ser amigos.Y un día, cuando ella menos lo esperaba, cuando la luz estaba apagada y sus ganas refrenadas, él la besó.Y fue la culminación de los deseos pedidos hace tantos años, que no daba crédito.Siguió caminando a su lado, no sabía cómo actuar, cómo mirarlo sin recordar aquella preciosa noche de verano.

Pensaba en todas las palabras que la aconsejaba su ángel de la guarda, su verdadera hada madrina; "El destino está marcado desde que nacemos", siempre había hecho caso de esas palabras, "persigue tus deseos, al final los sueños se cumplen" debió de desearlo lo suficiente porque después de tantas plegarías, el sueño se cumplió.

Quizá estaba marcado que fuese así.Quizá no.
Lo único seguro es que no puedes asegurar nada en esta vida, porque llega el día siguiente y te sorprende con algo inesperado.

Y aunque lo niegue, una de las mejores casualidades de mi vida ...fue encontrarte.

miércoles, 16 de agosto de 2017

La suerte está echada

No puedo, lo siento.

No me valen unos besos y una noche en la boardilla expresando esas ganas que nos tenemos, que quizá yo no esté preparada para una relación seria pero creo que tu tampoco lo estás.
Que lo pasaríamos estupendamente los dos juntos, como siempre, la conexión entre nosotros es demasiado buena, lo "malo" viene después.

En el fondo sigue existiendo esa chispa,la que nunca hemos perdido.Estoy segura que algo queda entre nosotros, aunque no sé realmente lo que es.No consigo resolver este misterio entre los dos.

Sé que me gustas y que es recíproco...Pero no sé si me gustas para un ratito, dos momentos fugaces o te quiero a mi lado hasta la eternidad.

martes, 8 de agosto de 2017

Independencia

En esta vida nacemos y morimos solos, debemos de procurar ser egoístas y mirar por nuestro interés propio. Fácil de decir, difícil de cumplir.Con todo esto quiero decir, a medida que pasan los años, sólo te tienes a ti mismo para salir del pozo, para solucionar los problemas más complicados...Te necesitas a ti mismo para complicarte la vida, para resolver todo aquello que no hiciste en el pasado, simplemente esto es una sencilla declaración de intenciones, nadie es más importante que nadie en esta vida y sólo nosotros mismos somos capaces de superarnos.Que la compañía de familiares, amigos, parejas...siempre es agradable pero hay momentos en los que la libertad individual de cada individuo recae por su propio peso, reflexionar, pensar, volver a tomar decisiones que quizá sean acertadas o no, jugarnos la vida a ser los más valientes, a alcanzar nuestras metas y conseguir ser felices, a veces no depende de tantas personas, sino de tu propio intelecto y la seguridad en ti mismo para lograr todo lo que desees.

Fuiste tú, muy real.

Me gustaría recuperarte, refugiarme en esos brazos que me hacían sentir tan bien, estaba tan agusto a tu lado que me sentía la reina del mundo, aquella princesa que salía de su caparazón después de tantos años encerrada en aquella oscura torre, llena de miedos y pensamientos quebradizos que sólo la hacían sentirse pequeñita.

Tu fuiste el único hombre que supo hacerme volver a recobrar esa luz eterna en mi sonrisa, ese brillo en los ojos cada vez que hablaba de ti, de cómo me tratabas, de cómo me besabas, de cómo me hacías sentir mujer...Mis amigas me notaban diferente, todo el mundo lo notaba...

¿Y...sabes que?

Que perdí el tren contigo, que no supe valorarte en el momento, fue bonito mientras duró pero jamás me voy a arrepentir de haberte besado aquella madrugada del 7 agosto del verano pasado.Me quedo con los buenos momentos a tu lado, nuestras charlas, contarnos nuestra vida, nuestros problemas, nuestras virtudes y defectos...era normal lo que nos estaba pasando, sólo nos estábamos conociendo.

Siempre has sido muy sincero conmigo al igual que yo lo he sido contigo, gracias por darme lo que nadie me supo dar en su momento, gracias por hacerme la mujer más feliz del mundo, por confiar en mi persona y creer en mi, fuiste el mejor brazo donde apoyaba mis lágrimas de sal y donde besaba tus cicatrices.

domingo, 6 de agosto de 2017

La maldita ilusión

Cuando menos lo esperas, aparece.Cuando das todo por perdido, cuando piensas que lo has dejado todo atrás, cuando realmente estás convencida que has pasado página, apareces de nuevo.

Y te vuelves creer todo lo que te dicen, vuelves a confiar en la persona que crees que es la adecuada,vuelven a sudarte las manos al verle, a tener ese temblor en las piernas y por fin sabes que de nuevo, ha pasado algo y que va a ser importante.

¿Y si sale mal?

Por lo menos lo habré intentado.